JESÚS COMO CONSEJERO

Cuando miramos a Jesús en el cumplimiento de su misión terapéutica, encontramos algunos elementos básicos en el proceso de Sanidad hacia las personas:

Lo primero que podemos notar es, que a pesar del conocimiento tan amplio de la realidad teológica de las religiones oficiales de su época, Jesús siempre supo comprender al ser humano en su dimensión emocional, entendiendo en todo momento que la dinámica interna del alma, muchas veces está muy lejos de las demandas de una doctrina y que estas últimas en la mayoría de los casos vienen a convertirse en metas de crecimiento para alcanzar en el desarrollo de la persona. Así es como vemos a Jesús lleno de misericordia hacia aquellas personas se mueven más entre sus pensamientos y sus sentimientos, que en una verdad doctrinal. Eso permitió que Jesús siempre mantuviera una mente abierta, un corazón consejero y restaurador, no una mente religiosa y un corazón cerrado a la necesidad humana.

Por esta razón, Jesús nunca mostró prejuicios, jamás menosprecio a la persona por ser pobre, por su nacionalidad o cultura, por su raza, sexualidad o religión, ni siquiera menospreció a la persona por su pecado, por el contrario pudo amar a cada persona haciéndole ver el dolor y trauma que ese pecado le había estado causando. De esta forma Jesús podía ir más allá de lo que otros pensaban y aunque era juzgado por su actitud, estaba haciendo la voluntad del Padre. 

Muy claro lo vemos en su relación con la mujer samaritana mencionada en el capítulo 4 del evangelio de Juan.

Para entender esto hay que comprender un poco la situación histórica y cultural de la época, así entendemos que, en ese tiempo, para un judío tener relación con samaritanos era algo inusual y hasta digno de condenar.  Un judío prefería dar toda la vuelta, que atravesar Samaria, pero vemos que Jesús manifiesta que le es necesario pasar por Samaria.

No solo se adentra en este lugar, sino que llega a una ciudad llamada Sicar que significa “ciudad de los borrachos”. Esto nos da a entender que la actitud sin prejuicios de Jesús lo lleva al corazón de la zona roja de Samaria.  Allí junto al pozo de Jacob, se acerca una mujer y Jesús le habla.  Para un judío, solo el hecho de habar con una mujer en público era vergonzoso, mucho más si se trata de una mujer samaritana, pero para colmo de males, esta mujer con la que Jesús hablaba era de mala reputación; así que para sus discípulos, lo que el maestro estaba haciendo podría haber sido algo verdaderamente bochornoso. 

Esta mujer, como la mayoría de las mujeres de este tipo, era muy religiosa a pesar de su vida licenciosa, por lo que notamos que trata de iniciar con una discusión acerca de costumbres de la religión, sin embargo Jesús no quería un diálogo doctrinal, Él estaba interesado en todo momento en el corazón de la mujer, en su situación emocional y el daño que esto le estaba haciendo a su vida espiritual.  Si queremos ser buenos consejeros, deberíamos eliminar de nuestra vida todo prejuicio basado en conceptos religiosos, para poder ir directo al corazón de la persona.

Jesús confrontó siempre constructivamente a las personas, las confrontó primeramente consigo mismas y luego con la Palabra de Dios. 

Al brindar consejería tratemos de realizar una confrontación constructiva e integral con la persona, tomando como punto de partida la conversión, para posteriormente llevarle a la participación de una vida abundante, no solo a nivel de su espíritu, sino de sus áreas emocionales, de sus sentimientos, de esta forma, finalmente veremos que la persona empieza a experimentar la construcción y maduración de una nueva criatura, producto de su sanidad interna.

¡Que Dios continúe bendiciendo tu vida!

Adrián Rojas

VER OTRAS PUBLICACIONES

Consejo para pastores cansados

Consjejo para pastores cansados He encontrado en la mentoría un recurso bastante efectivo para evitar el estrés en la Obra de Dios.  Conozco muchos pastores que oran, estudian y hacen un gran esfuerzo en sus iglesias, pero se ven cansados, agotados y cargados, emocional y físicamente. "¿Por qué le has hecho este mal a tu...Seguir leyendo

Adoradores en Espíritu y Verdad

Salmo 95:6 “Vengan, postrémonos reverentes, doblemos la rodilla ante el Señor nuestro Hacedor" Cuando hablamos de adoración, no podemos dejar de entender el significado sublime de postración y humillación que representa.  Es algo que va más allá de los cantos, de levantar manos o de una liturgia.  No lo podemos observar como algo de forma, sino de...Seguir leyendo

Nuestra aventura con Jesús

Lucas 22:31-32 “Simón, Simón, he aquí Satanás me ha pedido para zarandearte como a trigo. Pero yo he rogado por ti, que tu fe no falle. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos". Al igual que la inmensa mayoría de siervos que Jesús ha llamado desde que inició su ministerio aquí en la...Seguir leyendo

Principios de comunicación en el discipulado

Principios de comunicación en el discipulado Aprendamos los principios que utilizaba la primera iglesia para discipular, haciendo un recuento de la posición de Gene Gets en su libro: Refinemos la perspectiva de la iglesia y tratemos de aplicarlos a nuestro tiempo Los elementos participantes en la comunicación del Nuevo Testamento En la comunicación normal entre...Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba

This site is protected by wp-copyrightpro.com